“El teatro, para mí, es una herramienta muy potente, transformadora”

actriz clown teatro

Virginia Rodero comienza a formarse como actriz en el Taller Municipal de Teatro de Segovia con Maite Hernangómez y Andrzej Skandera. Se licencia en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid (RESAD), especializándose en Interpretación Gestual con Ana Vázquez de Castro, quien la dirige en el espectáculo “Buffet Libre” (Festival Courants d’Airs de Bruselas) y Andrés del Bosque, con quien profundiza en los bufones, el clown y el juglar con espectáculos como “Rezad, la caridad empieza por casa”.

Ha trabajado con compañías como la Tribu imaginaria, con el espectáculo “Peleles” (dirección y dramaturgia Andrés del Bosque); La Bastilla Teatro, con “Totum Revolutum” (estrenado en el Teatro Alfil y ganador del Primer Premio del Certamen de Jóvenes Creadores de Madrid); Las Trovatrices, con “Juglaresas”; Smile Theater, realizando una gira por toda Italia, Teatro Mutis y Saltatium Teatro. En 2015, es seleccionada en la Convocatoria Galerías de la Antigua Cárcel de Segovia para realizar un proyecto de intervención artística en una de sus celdas. Recibe estudios de Comedia del Arte con Fabio Mangolini en el Teatro Comunale de Ferrara (Italia), de clown con Joaco Martín en la Excéntrica (Madrid) y dramaturgia con Sergi Belbel (UNIA, Baeza).

En 2017, comienza a trabajar como profesora en el Taller Municipal de Teatro de Segovia y forma su propia compañía, con la que estrena su primer espectáculo “Memoria”, a cargo de la dramaturgia, la dirección y la interpretación, con el que recientemente ha ganado el Premio Accésit a Mejor Espectáculo en el Certamen de Jóvenes Artistas de Castilla y León. Actualmente forma parte de la cía. Proyecto Exodistas con el espectáculo “Quizá haya malgastado mis años de juventud”.

En tu caso, ¿disfrazarte de pequeña era más que una afición? ¿En qué momento recuerdas decidir que querías ser actriz?

Siempre fui una niña un poco “en las nubes”. Era muy creativa y despistada (ahora también). Me encantaba disfrazarme, sí, además mi madre siempre nos hacía a mí y a mis hermanos disfraces geniales en Carnaval. Tuve la gran suerte de que, en mi colegio, teníamos clase de teatro de manera extraescolar y también clase de dramatización como asignatura, con una maestra maravillosa. Para mí, la clase de teatro era la más importante, en ella no se me escapaba nada. Yo decía: “mamá quiero ser artista”. Cuando llegué al instituto, estuve unos años sin volver a hacer teatro hasta que empecé a recibir clases en el Taller Municipal de Segovia (donde ahora soy profesora), entonces ya no pude volver a parar.

teatro
Foto: Foto Totum Revolutum

¿Por qué optaste por estudiar en la RESAD de Madrid?

Mis profesores en el Taller Municipal de Teatro de Segovia, Maite Hernangómez y Andrzej Szkandera, me aconsejaron la RESAD y me dieron el impulso que necesitaba para presentarme a las pruebas. Además, tuve la suerte de contar con el apoyo de mis padres. En la RESAD estudié Interpretación Gestual y tuve como profesor durante dos años a Andrés del Bosque, un gran maestro que nos dirigió en montajes como “Peleles” y “Rezad, la caridad empieza por casa”, trabajos que me marcaron mucho.

En estos últimos años has compaginado el desarrollo de un montaje propio con el trabajo para otras compañías tanto de Segovia (Mutis Teatro, Saltatium Teatro) como de Madrid (actualmente con Proyectos Exodistas). ¿Cómo ves el panorama en una y otra ciudad? ¿Qué ventajas crees que tiene la capital frente a una ciudad de provincias? ¿Y a la inversa?

Se supone que en Madrid hay más oportunidades para las actrices y actores pero la realidad es que somos muchos y no suele resultar fácil encontrar un hueco. Generalmente, la situación del teatro en Madrid es bastante precaria, la cultura en general y en concreto el teatro están bastante desamparados. Sin embargo, la oferta cultural que hay es inmensa, hay muchos teatros con programaciones diversas y es un gusto poder ver tantas cosas.

Creo que es importante no olvidar que también es necesario el teatro en las provincias como Segovia donde, afortunadamente, podemos ver propuestas muy interesantes pues es una ciudad con bastante vida cultural. El trabajo en los pueblos es precioso, en la capital a veces se nos olvida que hay público más allá.

Obra teatro Exodistas
Proyecto Exodistas // Foto: Lara Fernán

Precisamente, ahora estás trabajando en el espectáculo ‘Quizá haya malgastado mis años de juventud’ de Proyecto Exodistas. Cuéntanos un poco del espectáculo y de la experiencia.

Es un trabajo muy diferente a todo lo que he hecho hasta ahora, junto a un gran equipo del que estoy aprendiendo muchísimo. El director y dramaturgo Pablo Gallego Butou plantea una propuesta muy valiente e interesante, con un lenguaje muy particular mezclando poesía, teatro físico, improvisación… y con el fin de plantear el momento que estamos viviendo.

También sigues con el montaje ‘Memoria’, un monólogo en el que interpretas a una maestra de la República y que surgió a partir de una propuesta de microteatro para La Cárcel de Segovia. ¿Qué ha supuesto para ti esta obra, así como el poder llevarla a diferentes lugares del mundo rural de Castilla y León?

Para mí Memoria ha supuesto muchas cosas: ser la única actriz, escribir un espectáculo y dirigir por primera vez. Ha sido una experiencia de la que he aprendido muchísimo y con la que me he sentido más vulnerable que nunca. También ha sido un viaje muy emotivo, es necesario que se haga teatro sobre la Memoria Histórica que, en este país, por desgracia, tiene tan poco espacio. Ha sido también muy interesante hacer este espectáculo para diferentes generaciones. Lo hemos hecho en institutos y hemos visto a adolescentes totalmente mudos, emocionados y reflexivos. También ha sido precioso hacerlo para personas mayores, que vivieron en sus propias carnes los crímenes del franquismo, y ver en ellas y ellos una especie de consuelo al ver que las personas jóvenes tratamos de no olvidar lo que ocurrió en nuestro país hace no tanto tiempo.

Precisamente por ‘Memoria’ recibiste, hace poco, el Premio Accésit en la categoría de Artes Escénicas del Certamen Jóvenes Artistas de Castilla y León. Además del reconocimiento, ¿crees que el premio ha supuesto o puede suponer un empujón a tu trayectoria y la de la obra? ¿Qué otros recursos institucionales echas de menos en ese sentido para ayudar a los artistas en la complicada labor de darse a conocer y mostrar su obra?

Ha sido un bonito reconocimiento a nuestro trabajo (me acompaña en escena mi amiga Ángela Sanjuán con la parte musical y en la parte técnica y de producción mi otra amiga, Rosel Murillo Lechuga). Ojalá sirva para conseguir nuevas funciones. Generalmente creo que todas y todos sentimos que es muy difícil darse a conocer en esta profesión, se supone que siempre lo ha sido, pero a nosotras nos han tocado esta “crisis” y estos recortes en la cultura que lo complican todo mucho más.

Obra teatro Memoria
Memoria // Autor: Erik Rodríguez

En general, se suele ver el teatro como el arte del conflicto, al menos como el que lo retrata. Para ti, ¿qué relación hay entre teatro y realidad? ¿Qué conflictos actuales crees que merecerían ser llevados a las tablas de un escenario?

Creo que todas partimos de la realidad en la que habitamos para poder crear. El teatro, para mí, es una herramienta muy potente, transformadora. Nos ayuda a observar la realidad desde otras perspectivas que desconocíamos. Creo que es imprescindible un teatro comprometido, que no sea solo puro entretenimiento, y creo que ahora mismo hay infinitud de temas sobre los que hablar: estamos rodeadas de conflictos que merecen importantes reflexiones a pequeña y gran escala.

Además, de tus proyectos más formales, también participas en otros como la jocosa versión de ‘Tu canción’ con Vïctor Algra y, en su momento, tenías un canal de youtube Ukelady con una serie de vídeos cómicos, no sin cierto punto de acidez. ¿Qué encierra el humor como recurso?

El humor es fundamental y no tiene límites. Es necesario reírnos de nosotros mismas, hacer sátira. La risa es una herramienta de cambio muy poderosa, siempre lo ha sido.

Como acabamos de comprobar, además de tu capacidad para la interpretación, cantas. ¿El cantar forma parte exclusivamente de tu faceta de actriz o tiene vida propia?

Hasta ahora ha sido una faceta que solo he utilizado como actriz, pero me gustaría trabajarla más y ver a qué caminos me lleva.

Aparte de lo ya citado, ¿qué tienes en mente para los próximos meses? ¿Algún otro proyecto que ande por ahí rondando?

Ahora estamos arrancando con el espectáculo “Quizá haya malgastado mis años de juventud”, del que hablaba antes con la compañía Proyecto Exodistas y que acaba de ser seleccionado en el Primer Certamen Nacional de Artes Escénicas de los Teatros Luchana.

++info:
Su web: http://www.virginiarodero.com/
Su página de Facebook: https://www.facebook.com/virginiaroderoactriz/
Su canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC-Djq7QSQi-so_yLO54u05w
Su instagram: https://www.instagram.com/virginiarodero/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *