Miriam Chacón, fotógrafa: “Creo que potenciar una red cultural a nivel local y regional ayudaría a fijar población y hacer de este territorio un lugar más excitante para los que estamos”

Retrato Miriam Chacón / Foto: Rubén Cacho
Retrato Miriam Chacón / Foto: Rubén Cacho

Periodista de formación pero fotógrafa de profesión, Miriam Chacón decidió hace tiempo informar y contar historias con imágenes, algo que lleva a cabo diariamente en la agencia Ical. Además, también saca tiempo para llevar a cabo proyectos personales relacionados con la fotografía y participar en muestras. Recientemente, formó parte de los participantes de la exposición de “Valladolid con carácter”, un proyecto de recopilación y documentación de rótulos antiguos de Valladolid. Hablamos con ella sobre fotoperiodismo, acerca de contar historias, y sobre las redes culturales que se tejen (o no) en nuestra comunidad).

Lo primero de todo, Miriam, gracias por acceder a charlar con nosotras. Queremos saber un poco más de ti, así que, ¿cómo te presentarías a alguien que no te conociera?

Soy periodista de formación pero fotógrafa de profesión. Desde el principio me pareció mucho más interesante y dinámico informar con imágenes. Además de mi trabajo en prensa me gusta participar en proyectos más creativos y alejados de los cánones que nos marca la rutina en la
agencia.

Trabajas como reportera gráfica en la agencia ICAL, ¿es verdad aquello de que una
imagen vale más de 1.000 palabras?

Una buena fotografía puede hablar por sí sola, pero creo que lo ideal es que vaya acompañada de un texto igual de potente, al menos de un pie de foto que ayude a contextualizar lo que estamos viendo. La imagen es el escaparate del periodismo, seduce al lector para indagar más acerca de lo que presenta.

Serie ‘American Dreams’

¿Qué has aprendido en estas dos décadas en la agencia? ¿Quién o quiénes son los personajes a los que has retratado que más te han impresionado?

Este año celebro mi 16 cumpleaños trabajando en la agencia. ¡Comencé con 22 años y estaba muy verde! He aprendido a mirar, a resolver situaciones estresantes de forma eficaz, a contar historias con fotos. El año pasado di un paso más y publiqué mi primer reportaje gráfico y literario, enfrentarse al famoso folio en blanco fue duro pero muy gratificante. El paso del tiempo además de alguna cana me ha traído mayor sosiego y seguridad en mí y mi trabajo.

Impresionarme como tal…me quedo con muchas personas anónimas que he tenido la oportunidad de conocer en el día a día, especialmente en coberturas a las que podemos dedicar más tiempo como los reportajes. Me alucina como una cámara puede abrir las puertas tanto físicas como personales de la gente.

¿Quiénes son tus referentes? ¿Conociste a Piedad Isla, te ha servido de inspiración su carrera?

Conocí el trabajo de Piedad Isla gracias a un reportaje que realizó el editor gráfico de Ical, Eduardo Margareto. La temática de sus imágenes y su historia me resulta fascinante. Fue una auténtica pionera y documentó lo que tenía más cerca, es la prueba de que podemos contar grandes historias con lo que tenemos alrededor. Referentes…Susana Vera, de la agencia Reuters
me parece magnífica. Cristina García Rodero, Ricardo Cases…Aunque dejo muchos nombres en el tintero no puedo dejar de mencionar a mis compañerxs fotógrafxs de la agencia. Tengo la suerte de trabajar junto a grandes profesionales.

Serie ‘American Dreams’

¿Puede haber un fotoperiodismo “neutro” y otro comprometido? ¿O son dos caras de la misma moneda?

Todo depende de lo que quieras contar. De un mismo tema se pueden sacar diferentes lecturas dependiendo del enfoque que des a tus fotos. Para mí es una cuestión de edición, que comienza en el propio fotógrafo. No hay más que ver las portadas de los principales diarios para ver que cada medio cuenta la misma historia pero la ilustra según sus propios intereses.

¿Cómo ves el mundo del periodismo y la comunicación regional y local? ¿Crees que refleja bien la sociedad de la que forma parte, hay aprendizajes pendientes por hacer…?

Me entristece ver que los límites entre publicidad y periodismo son con frecuencia muy difusos. Echo en falta más espacio para mostrar otras realidades, más tiempo para profundizar en los temas…Pero a pesar de todo, al menos por la parte que mejor conozco que es Ical, realizamos
esfuerzos por salir de la agenda diaria y proporcionar temas de carácter más humano.

Fotografía seleccionada en el IV Concurso de Fotografía Urbana Contemporánea de León

Además de este trabajo, tienes otros proyectos personales, ¿es necesaria una desconexión de ese ámbito institucional y comercial del día a día? ¿se afrontan de diferente manera ambas visiones?

El trabajo diario resulta monótono en muchas ocasiones y es complicado mirar con otros ojos las innumerables ruedas de prensa que hacemos. Por desgracia, la rutina muchas veces se traduce en que la cámara se queda en casa y solo sale para trabajar. En mi caso, al margen de la agencia, cada vez fotografío más con el teléfono móvil, rara vez retrato personas, y si lo hago es suele ser de espaldas. Todos tenemos nuestro propio estilo, es inevitable que salga a relucir en las fotos diarias y normalmente, esas son las mejores.

Participaste en Creava, en su edición de 2017. ¿Qué se siente al ver tu obra junto a la de otros talentosos artistas? ¿Y en participar en iniciativas “colectivas” como estas?

Me gustó mucho formar parte de Creava. Cristina R. Vecino y Ricardo Suárez, además de amigos
son unos padrinos de lujo y confiaron en mi serie ‘American Dreams’, para participar en este certamen. Siempre es estimulante salir de los márgenes periodísticos y mostrar algo más personal, aunque ello me suponga un estrés que a veces me cuesta gestionar. Formar parte de estas iniciativas es muy interesante, aunque no me considero artista.

Serie ‘American Dreams’

El más reciente de estos proyectos es “Valladolid con carácter”, del que ya hablamos en Las Que Habitan. ¿Aún estáis con resaca de este éxito?

‘Valladolid con carácter’ ha sido un exitazo y reconozco que me siento tremendamente orgullosa de formar parte de los participantes de la exposición. Nacho Gil y yo hemos creado un banco de imágenes de los rótulos de la ciudad que es una joya documental. Nos hemos dado un margen para ‘desintoxicarnos’, pero tenemos en mente continuar con el proyecto. De todos modos, el ‘rotulismo’ es una adicción de lo más recomendable.

¿Cómo surgió la idea y la colaboración con Laura Asensio?

Todo empezó con la idea de crear un fanzine que recogiera diferentes tipografías, fotos de rótulos…Al final Laura, que es de mente genial e inquieta, conformó un proyecto que dio cabida a otras expresiones. Ha sido la capitana perfecta en este barco.

Equipo del proyecto “Valladolid con carácter”
Equipo del proyecto “Valladolid con carácter”

Recientemente una de tus fotos resultó seleccionada en el IV Concurso de Fotografía Urbana Contemporánea de León, ¿qué suponen los concursos en la trayectoria de un fotógrafo?¿participas en certámenes con regularidad?

Los concursos suponen una fuente de ingresos extra, ¡siempre que ganes, claro!, además de reconocimiento, que tampoco sienta mal. A este concurso es la segunda vez que me presento, me
gusta la temática y León me parece un buen lugar para fotografiar. Aunque la producción de la obra expuesta corre por cuenta propia, estoy contenta de formar parte de la veintena de fotos seleccionadas de las casi 400 que se presentaron. Aunque no participo en demasiados concursos, no cejo en mi empeño de obtener algún día un primer premio y, por qué no, un buen pellizco con una imagen que lo merezca. En 2014 el ayuntamiento de Serrada me concedió el premio Racimo de Fotografía, me hizo muchísima ilusión porque es un reconocimiento al que no te presentas.

Por último, una pregunta bastante recurrente en nuestras entrevistas y que nos gustaría que nos contestaras tanto por lo que ves en tu trabajo en ICAL como por tus proyectos paralelos, ¿cómo ves el panorama artístico y cultural en Castilla y León? ¿Crees que hay posibilidades para los artistas que se quedan, especialmente las mujeres?

Más allá de las iniciativas institucionales, que siempre podrían ser más y mejores, creo que es difícil pero necesario salir de ese amparo. Las mujeres pisamos fuerte, pero es cuestión de actitud salir adelante creyendo en tu propuesta al margen de las ayudas oficiales, y en eso no creo que haya que hacer diferencias con los hombres. Castilla y León se vacía, y eso es muy triste. Creo que potenciar una red cultural a nivel local y regional ayudaría a fijar población y hacer de este territorio un lugar más excitante para los que estamos y también lo haría más atractivo para los
foráneos. Eso requiere un compromiso personal que va más allá de las subvenciones. Vuestro
proyecto me parece muy valiente y necesario, tenemos que valorar más a ‘Las que habitan’.


++info:
Instagram: @chaconisima
https://cargocollective.com/miriamchacon/About-me
https://www.lauraasensio.com/valladolidconcaracter/el-proyecto/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *