¿Qué es lo que hacen las moscas?

 

Cruzando campos de vid burgalesa y llego a Aranda de Duero (Burgos), donde me encuentro con dos de las cuatro Moscas de Compañía. ¿Moscas? ¿Quiénes son? ¿Qué hacen las moscas? En esta entrevista conocemos a dos de las cuatro MOSCAS DE COMPAÑÍA, un colectivo de mujeres creadoras que a través de la ilustración nos cuentan sus vivencias, sus contradicciones y pensamientos.  Ellas son mujeres jóvenes que nos transmiten ilusión, ganas por aprender y mejorar, por comunicar. 

Moscas de Compañía surge de la idea de aunar, en un colectivo, las ideas de un grupo de amigas que, por las vueltas que da la vida, se encuentran en Santiago de Chile. Con inquietudes, formación y trayectoria a nivel individual en relación al mundo de la ilustración, bellas artes, dramaturgia, artes performativas y la literatura, deciden unirse y apoyarse como colectivo. A partir de ahí empiezan a crear desde la introspección y una mirada personal, desde las experiencias desde la condición inherente de mujeres en el mundo, siempre desde el respeto y tratando de evitar un discurso impositivo o aleccionador.

Lleváis poquito en el panorama artístico en Castilla y León…Solo un año!! ¿Quiénes sois Moscas de Compañía?

Mosca1: Somos Moscas de Compañía, somos cuatro mujeres que nos dedicamos a distintas disciplinas, pero decidimos juntarnos para mantener una amistad y hacer algo a través de la amistad. Mayormente a lo que nos dedicamos es a la ilustración, de momento, aunque nos gustaría expandir horizontes.

Vuestro nombre, Moscas de Compañía, me llama mucho la atención¿Por qué elegisteis este nombre?

Mosca2: Diciendo tonterías de cómo podríamos llamarnos…
Mosca1: Era medio verano y había un montón de moscas…
Mosca2: Andábamos tirando temas de los que podíamos hablar. Uno de los temas que nos interesaba era la prostitución. Bueno, a mi específicamente me interesaba indagar más en esto y poder hacer algo respecto a lo que pensábamos nosotras, de lo que era la prostitución. Y entonces empezamos a decir que si nos llamábamos “mujeres de compañía”, pero claro, lo desechamos. Después comenzamos a combinar esto de “mujeres de compañía” con otros animales. Y de ahí dijimos, ah! Moscas! ¿Qué hacen las moscas? Revolotean y van de mierda en mierda. Y ya, pues, “Moscas de compañía”. A parte, al ser un grupo, también era un nombre que nos podía encajar más a todas. Las moscas se mueven como juntas.
Mosca1: También es un nombre poco específico. Nos salían cosas al pensar un nombre como…nos interesa mucho temas de feminismo, entonces los nombres eran muy directos, y Moscas de Compañía era un poco como moscas cojoneras, ¡vamos a dar guerra! Entonces fue un poco a raíz de eso.

¿Cómo empezó todo?¿Qué sensaciones habéis tenido durante este primer año de recorrido? 

Mosca1: Empezó un poco como la idea que decía Lorena de hacer unos calendarios para empezar y a la vez era como si nos quisiéramos comer el mundo. Y poco a poco nos han ido surgiendo cosas, por ejemplo, a través de Ana que se mueve más en Valladolid y se mueve más con colectivos de mujeres o tiene contacto con medios de comunicación, nos han ido saliendo cosas como las publicaciones que hacemos para Último Cero, que es un medio de Valladolid.
Mosca2: En este año de trabajo también hemos ido aprendiendo a cómo trabajar juntas, que creo que esto a nivel grupal es una de las cosas más difíciles. Sí que es verdad que al ser cuatro avanzamos mucho más rápido y abarcamos mucho más que si fueras una, pero también la organización de trabajo es mucho mayor cuando somos cuatro que cuando eres una.

Os denomináis Colectivo interdisciplinar de mujeres creadoras ¿Por qué la fórmula de colectivo ante otras fórmulas de gestión y/o trabajo?

Mosca2: Nos parecía interesante crear un colectivo en el que no importasen nuestras caras ni nuestros nombres. Vamos a seguir manteniendo esta “no autoría”, las ilustraciones de las moscas son de todas. Pero mantener en las redes sociales, no tener una imagen de tu cara es difícil.
Mosca1: Porque todo el mundo te trata de preguntar “y esto…¿quién lo ha hecho?”. Nosotras tratamos de decir “no, las ilustraciones son de todas, del colectivo”.  Y luego, es una manera de protegernos. Nos da menos miedo hacer ciertas cosas o decir ciertas cosas si va a nombre del colectivo que si va a manera individual. Es también como un lugar de seguridad dentro de la creación.

Parece que tenéis como objetivo crecer y expandiros a otros terrenos como las artes escénicas y la educación, ¿Algún motivo en especial?¿Tenéis algún proyecto en mente?

Mosca2: Nuestra idea es poder abarcar algo más y poder ir haciendo un proyecto más grande en algún momento. Pero claro, nos resulta difícil la distancia.
Mosca1: Sobre todo es eso, al no estar juntas…La ilustración sí que es algo que se puede montar en común a distancia, pero por ejemplo, si nos propusiéramos hacer talleres o montar algo en la que cada una pudiera dar un taller más enfocado a su disciplina, sería lo ideal, como un sueño… tener una pequeña escuelita en la que dar talleres de distintas cosas.

¿Cómo es vuestro proceso de creación, difusión, etc…vuestra fórmula de trabajo?

Mosca1: A la hora de trabajar hemos probado distintos métodos de trabajo, por ejemplo a la hora de hacer las ilustraciones, para “distintos trabajos, distintas estrategias” y también ver lo que más nos funciona y lo que menos. Por ejemplo, poner ideas en común y que cada una haga una parte y luego fusionarla, pero eso es mucho trabajo, porque implica muchos y distintos pasos en el trabajo creativo. O  hacer una parte de una ilustración e ir completándola, viéndola o no viéndola. Han sido distintas maneras de trabajar, y hemos visto lo que es mucho trabajo a lo tonto y lo que nos funciona más.
Mosca2: Intentamos que cada una haga una tarea en cada trabajo, intentamos dividirnos más o menos equitativamente. Las ilustraciones, la maquetación, diseño… cada una hace una cosa. Y luego hay cosas que hacemos individualmente. Por ejemplo, las ilustraciones de Último Cero, cada semana ilustra una. No todos los trabajos se crean en común, pero sí que hay una idea común de lo que hacemos.

¿Qué buscáis transmitir con vuestras ilustraciones?

Mosca2: Yo creo que siempre ha habido un enfoque feminista. La idea era tratar temas que nos interesasen a nosotras personalmente, al principio. Esto ahora cambia dependiendo para quién trabajemos. Por ejemplo, en Último Cero tratamos de hacer cosas que no solamente tengan que ver con el feminismo directamente, pero siempre el enfoque que hay es desde un punto de vista feminista. Era una necesidad de decir lo que quisiéramos.
Mosca1: Y muchas veces tampoco desde…esto igual queda un poco mal decirlo, pero desde un feminismo como estandarizado, sino desde lo que nos pasaba a cada una de nosotras, cuestionamientos y contradicciones en las que nos encontrábamos. Como no tener miedo a exteriorizar ciertas dudas o ciertos miedos que como mujeres nos atacan constantemente en nuestro día a día. Todo puede considerarse político, pero no desde un punto de vista político-reivindicativo siempre sino también desde una búsqueda, una reflexión de experiencias reales.  

Vuestras ilustraciones se crean desde un ideario, desde un punto de vista concreto, feminista y luchador. ¿Qué significa para vosotras el feminismo?

Mosca2: Para mi el feminismo es una manera de afrontar mi cotidiano. Dentro del colectivo también creo que es una manera de cómo nos relacionamos entre nosotras. Creo que está super dentro de nuestra manera de trabajar y de cómo enfrentamos los trabajos y de lo que hacemos en nuestros trabajos.
Moscas1: Yo era mucho más nueva en el tema del feminismo. Nunca me había interesado demasiado por ello, y luego…¡Cómo ha sido así toda mi vida! También fue a raíz de conocerlas a ellas en Chile. Es irte dando cuenta de cositas que te han afectado toda la vida. Yo siempre lo he tomado, por supuesto que las grandes causas del feminismo están ahí y por supuesto que somos acordes, pero mi acercamiento ha sido desde un punto de vista muy “individual” en el sentido de ir descubriendo cosas que me pasaban a mi en lo personal o cómo yo me había desarrollado respecto a ciertas cosas. Y de repente, ver todos esos condicionamientos que han estado ahí toda tu vida y a los que no has prestado demasiada atención. Y de repente te das cuenta ¡esto nos pasa a todas! Con el colectivo es crear una red de mujeres, de cariño y de cómo trabajamos nosotras como mujeres entre mujeres y cómo nos cuidamos las unas a las otras cuando podemos, en la medida en la que podemos.

¿Por qué elegisteis la ilustración como forma de comienzo?

Moscas2: Para mí, en este tiempo, es como si el dibujo se hubiera transformado en mi mente. Lo encuentro un medio que es super versátil, por el que se puede expresar mucho y es muy fácil, sencillo y económico. Puedes hacer un dibujo en cualquier lugar. No es como la pintura que necesitas un lugar grande, una producción mucho más grande. El dibujo es muy barato y hay muchos lugares donde puede encajar un dibujo, desde algo más publicitario a algo más artístico, más reivindicativo, más político. También empezamos a hacer un fanzine para la exposición que hicimos en septiembre, que es un medio que también nos interesa a nivel político y vinculado con la ilustración.
Moscas1: Y a la vez es muy experimental, de echo, como empezamos nosotras era poniéndonos temas semanales. ¡Esta semana ilustramos sobre lo que sea! Al principio eran ilustraciones para nosotras, que ni siquiera colgábamos en las redes sociales. Eran temas de lo más variado, desde lámparas o la cocina, y así ver cómo cada una, a raíz de un tema tan concreto y genérico a la vez, lo veía desde distintas perspectivas.

¿Cómo es gestionáis este proceso de creación tan personal dentro del colectivo, que ha su vez habita dentro de esta sociedad y este mundo?

Moscas1: Tratamos de ser muy respetuosas con todo eso. Hay determinadas cosas en las que nos contradecimos, lo que pensamos y lo que sentimos. Ser conscientes de eso y aceptarlo, antes de intentar incluso cambiarlo. Simplemente el hecho de esa aceptación ya es un paso complicado, porque te estás dando cuenta de que quizás estás sintiendo algo que según lo que tu piensas no deberías sentir. Pero también aceptar que es por algo y por una cultura de la que venimos, por unos condicionamientos que tenemos y ser totalmente respetuosas con ese proceso que vive cada una, a distintos niveles y en distintos aspectos de la vida.

¿Creéis que esa mirada “violeta” está presente en la vida cultural y educativa?

Moscas1: Yo creo que no es algo generalizado. En la universidad, por ejemplo, viene de parte de ciertas profesoras o profesores que deciden tomar una perspectiva de género a la hora de impartir sus materias, pero que no es lo general. Yo por ejemplo que he estudiado literatura, en el mundo de la literatura, es obvio que predominan las figuras de los hombres. Quizás ahora, contemporáneamente no tanto, y cada vez hay más nombres femeninos. Y pienso en ciertas profesoras que tratan de darnos a conocer a muchas autoras que no han sido valoradas de la historia y de la teoría literaria. Y creo que es fundamental dar nombre, porque muchas veces también lo hemos pensado nosotras, que dentro de estas contradicciones de las que hablábamos antes, a veces incluso la palabra de un hombre es más válida para la sociedad e incluso para nosotras. Nos puede parecer en cierto momento que lleva más razón pero porque estamos acostumbradas a eso. Y darnos cuenta de eso es ¡madre mía!…el trabajo que queda por hacer por delante tanto a nivel educativo como a nivel profesional, Nuestra manera de trabajar dentro de las moscas es como tratar de llevar al trabajo y a las relaciones personales que guardamos entre nosotras esa manera de trabajar y de cuidarnos. ¡Por algo se empieza! Hay mucho por hacer todavía, pero por algo se empieza.

Es importante en cualquier proyecto, estar presente y formar parte de la vida cultural. movimientos sociales y activismo de una ciudad. ¿Con qué otros proyectos o colectivos colaboráis actualmente Moscas de Compañía?

Moscas1: La verdad es que no hemos colaborado todavía con demasiados colectivos o asociaciones. Quizás más la compañera que está en Valladolid, que es la que se mueve más. Por ejemplo, con la Casas Feminista de las Mujeres o con las Jornadas de Marcando Pezón. Ese tipo de contactos nos vienen aún de Valladolid.
Moscas2: No hemos hecho nada a nivel de un colectivo parecido al nuestro, de ilustración, por ejemplo, o más relacionado con el ámbito artístico. Porque lo que hemos hecho vinculado a otros colectivos son Marcando Pezón -haciéndoles el programa- o los carteles de la Casas de las Mujeres. Pero a mi me gustaría ponernos en contacto con otras mujeres y poder hacer algún trabajo. Hay unas chicas en Madrid que hacen un fanzine que nos escribieron para hacer intercambio. Además hice un intercambio con otras chicas que tienen un fanzine en Mallorca y que trabajan con otras mujeres de Argentina. Poco a poco vamos conociendo algunos proyectos e intentando comunicarnos.

Poco a poco, y ya era hora, se van conociendo más ilustradoras y sus trabajos a través de las redes sociales, internet, etc ¿creéis que es algo pasajero o que las mujeres están realmente ganando terreno en el sector?

Moscas2: A mi me pasa también que conforme voy conociendo a más mujeres, por ejemplo, en la poesía…Últimamente leo a mujeres y me siento más identificada realmente con su poesía que con la de los hombres. Creo que esto está pasando, había un desconocimiento de lo que las mujeres hacían y obviamente las mujeres no se vinculaban con lo que estas mujeres hacían porque no lo conocían. Pero ahora estamos conociendo lo que hacen otras y, de hecho, yo sigo a más mujeres ilustradoras que a hombres y leo más cosas de mujeres que de hombres y…¡me gusta! Entonces Espero que no se pase…

Y dentro de Castilla y León, ¿cómo veis el papel de la mujer en la cultura y, más concretamente en la ilustración?

Moscas2: A mi sí que es algo que me gustaría ver qué hay en Castilla y León, saber un poco más y quizás desarrollar cositas que nos puedan ayudar después a conseguir otros proyectos o a hacer un poco más de presión cultural, para que salgan otras cosas en Castilla y León, que creo que no sale nada.
Moscas1: Y ver que sí que hay gente. En el fanzine, por ejemplo, aparece una cineasta de soria que hace documentales sobre el tema de la memoria histórica. El documental que ilustramos en el fanzine hablaba sobre la vida de las mujeres de pueblo. Y nosotras, que vivimos en Chile, queríamos rescatar cosas de Chile y de Latinoamérica. Y ¡Jo! No nos hemos fijado en lo que tenemos en casa y la memoria riquísima que tenemos con las abuelas y con todas las mujeres que hay en Castilla también. Entonces yo creo que eso es una cuenta pendiente que tenemos, ver un poco qué hay y vincularnos a nuestras raíces.


Aquí tenéis algunos de sus últimos proyectos!!

++ info
https://www.moscasdecompania.es/
https://www.facebook.com/lasmoscasdecompania/